Archive for octubre, 2010


UN CREDO PARA VIVIR

No te subestimes comparándote con los demás. Todos somos diferentes y especiales. 

No establezcas tus objetivos de acuerdo con lo que otros consideran importante.  Sólo tú sabes qué es lo mejor para ti.  
 
No des por sentado aquello más cercano a tu corazón.  Aférrate a eso como a la vida, ya que sin eso la vida carece de sentido.  
 
No dejes que tu vida se te escape de las manos por vivir en el pasado o por pensar en el futuro.  Si vives tu vida de a un día por vez, vivirás todos y cada uno de los días de tu vida.
 
No te des por vencido cuando todavía tienes algo para dar.  Nada está realmente terminado sino hasta el momento en que dejas de intentarlo.  
 
No temas reconocer que no eres perfecto.  Ese es el frágil lazo que nos une a los demás. 
 
No temas enfrentar riesgos.  Es precisamente asumiendo riesgos que aprendemos a ser valientes.
 
No dejes el amor por fuera de tu vida y no digas que es imposible de encontrar.  La forma más eficaz de recibir amor es dar amor; la forma más rápida de perder el amor es sofocarlo y aferrarse a él; la mejor manera de conservar el amor es darle alas.
 
No pierdas tus sueños. Quedarse sin sueños es quedarse sin esperanzas; vivir sin esperanzas es vivir sin un propósito en la vida. 
 
No corras por la vida hasta terminar olvidando no sólo dónde has estado sino también a dónde vas.  La vida no es una carrera sino un viaje que debe ser disfrutado a cada paso.
 
Sé firme en tus actitudes y perseverante en tus ideales.  Pero sé paciente, no pretendiendo que todo te llegue de inmediato.  Haz tiempo para todo, y todo lo que es tuyo, vendrá a tus manos en el momento oportuno.  Aprende a esperar el momento exacto para recibir los beneficios que reclamas.  Espera con paciencia a que maduren los frutos para poder apreciar debidamente su dulzura.

No seas esclavo del pasado y los recuerdos tristes.  No revuelvas una herida que está cicatrizada.  No rememores dolores y sufrimientos antiguos.  ¡Lo que pasó, pasó!  De ahora en adelante procura construir una vida nueva, dirigida hacia lo alto y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás.  Haz como el sol que nace cada día, sin acordarse de la noche que pasó.  Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla. 
 
No te detengas en lo malo que has hecho; camina en lo bueno que puedes hacer.  No te culpes por lo que hiciste, más bien decídete a cambiar.  No trates que otros cambien; sé tú el responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú.  Deja que el amor te toque y no te defiendas de él.  Vive cada día, aprovecha el pasado para bien y deja que el futuro llegue a su tiempo.  No sufras por lo que viene, recuerda que “cada día tiene su propio afán”.  
 
Busca a alguien con quien compartir tus luchas hacia la libertad; una persona que te entienda, te apoye y te acompañe en ella.  Si tu felicidad y tu vida dependen de otra persona, despréndete de ella y ámala, sin pedirle nada a cambio.  Aprende a mirarte con amor y respeto, piensa en ti como en algo precioso.
 
Desparrama en todas partes la alegría que hay dentro de ti.  Que tu alegría sea contagiosa y viva para expulsar la tristeza de todos los que te rodean.  La alegría es un rayo de luz que debe permanecer siempre encendido, iluminando todos nuestros actos y sirviendo de guía a todos los que se acercan a nosotros.  Si en tu interior hay luz y dejas abiertas las ventanas de tu alma, por medio de la alegría, todos los que pasan por la calle en tinieblas, serán iluminados por tu luz. 

Trabajo es sinónimo de nobleza.  No desprecies el trabajo que te toca realizar en la vida.  El trabajo ennoblece a aquellos que lo realizan con entusiasmo y amor.  No existen trabajos humildes.  Sólo se distinguen por ser bien o mal realizados.  Da valor a tu trabajo, cumpliéndolo con amor y cariño y así te valorarás a ti mismo.

Anuncios

Soberbia de ……

Existe en nosotros un sentimiento negativo,
que ha sido calificado de muchas maneras,
menos en el real concepto con el que lo
llevamos a la practica.

! La soberbia de querer tener la razón…siempre. !

Cuando nos encerramos en esa actitud, perdemos miles
de oportunidades de aprender, sobre todo de que
cabezas ajenas, nos enseñen de su experiencia.

No existe roca que aguante un dinamitazo y no vuele
hecha pedazos, a veces eso somos nosotros, nos negamos
a cambiar hasta que una situación extrema nos descompacta .

Y tenemos que recoger los fragmentos para rehacernos,
pero eso si, esta será de diferente forma, porque igual
que la anterior, ya no será posible.

Hasta que llegamos a ese extremo nos abrimos a
escuchar y aprender.

! Porque esperar hasta entonces ? !

Estamos rodeados de hechos amorosos toda nuestra vida,
y seguimos teniendo problemas para comunicarnos con
los demás, porque al amor lo sustituimos por la soberbia.

Por eso regularmente caemos en conflicto con nuestros amores,
con nuestra familia, con los amigos,
en la red, en el trabajo, y así sigue la lista, desgraciadamente
muy pocos se percatan de la causa.

La soberbia tienen múltiples disfraces este es uno de ellos,
déjame ponerte en alerta con otro, que es muy común pero
tampoco sabemos que es un disfraz mas.

! La soberbia de querer decir siempre,
la ultima palabra. !

Es momento que reflexionemos ya, porque para algunos
el tiempo se nos acaba, para otros su problema es
la indecisión personal .

Ten calma, desacelera el ritmo de tu corazón silenciando tu mente. Afirma tu paso con la visión del futuro. Encuentra la calma de las montañas. Rompe la tensión de tus nervios y músculos con la dulce música de los arroyos que viven en tu memoria. Vive intensamente la paz del sueño. Aprende a tomar vacaciones de un minuto, al detenerte a mirar una flor, al conversar con un amigo, al contemplar un amanecer o al leer algunas líneas de un buen libro. Recuerda cada día la fabula de la liebre y la tortuga, para que sepas que vivir más intenso no quiere decir vivir más rápido y que la vida es más que aumentar la velocidad. Voltea hacia las ramas del roble que florece y comprende que creció grande y fuerte porque creció despacio y bien. Ten calma, desacelera el paso y echa tus raíces en la buena tierra de lo que realmente vale, para así crecer hacia las estrellas.

Hellen Keller (ciega, sorda y muda de nacimiento)

Ahora es tiempo de limpiar todos esos daños que lastiman mi presente; es tiempo de luchar por la Paz que deseo para mi alma, para poder brindar lo mejor de mí a las personas que me rodean, pues mis sueños son grandes, tanto como la vida que deseo tener, libre de dolores y fracasos…

Luchar es la única forma de salir adelante, y lo conseguiré ¡A pesar de mis temores!

La vida es dura, pero estoy seguro que lo puedo hacer mejor… porque yo creo en mí, en mis virtudes y nada ni nadie puede detenerme, lucharé por hacer realidad todos mis sueños y no descansaré hasta conseguirlos…

Tengo la firme esperanza de cumplir exitosamente todas mis metas, y la fe que llevo conmigo es mi mejor arma para lograrlo.

Estoy consciente que la lucha no será fácil, que quizá tenga que llorar lágrimas de dolor para borrar los daños de mi pasado y restaurar mi presente, pero se que esas lágrimas sanarán al fin mi alma.

Ahora es tiempo de ponerme de pie y gritarle a este mundo que yo EXISTO…

Antes de que amanezca…

Antes de que amanezca
el alma mía esta ya dispuesta a luchar.
Dejare en la oscuridad mi cobardía
porque ya el nuevo día va a comenzar.

Me voy a superar
ese es mi empeño
mil veces me lo voy a repetir.

Hoy serán realidad todos mis
sueños y mis enormes deseos de vivir.
Me asomaré al balcón,y en el viento
escribiré mi nombre
sin cesar,y me diré con fe:
Este día tengo que triunfar.
Y al sentir lo infinito de mi esencia,
absorto pensaré:

Gracias Señor por haberme
regalado la existencia,
por darme la aventura de tu amor,
Que bello es el mundo que nos diste
que sublime tu gran misericordia!
Te prometo que hoy no estaré triste
ni buscaré motivos de discordia.

Y al contemplar el paisaje luminoso
ante el mundo esplendoroso de la creación,
todo mi ser se llenará de gozo
e inundaré de paz mi corazón.

Hoy voy a perdonar al que me ofenda
igual como lo dice tu oración
Y hoy voy a ayudar a aquel que
pretenda pedir mi perdón
y en su amargura algún favor
Hoy voy a tratar de ser distinto,
con un nuevo vigor, un nuevo anhelo,
haré triunfar la piedad sobre el instinto
para subir un peldaño hacia el cielo,
hacia ti Señor.

Antes de que amanezca
estoy dispuesto a enfrentarme
a la vida con valor
aceptare gustoso el dulce reto de:
Cada día voy a ser mejor.

Libertad de…Libertad para…


No pienses en términos de estar libre de algo; piensa siempre en términos de estar libre para algo. Y hay una inmensa diferencia, una enorme diferencia. No pienses en términos de, sino en términos para. Sé libre para Dios, sé libre para la verdad, pero no pienses que quieres librarte de la multitud, de la Iglesia, de esto y aquello. Quizá algún día puedas llegar muy lejos, pero nunca serás libre, nunca. Es una forma de represión.

¿Por qué tienes tanto miedo a la multitud? Si te atrae, entonces tu miedo sólo demuestra que te atrae, que hay una atracción. Vayas donde vayas, seguirás dominado por la multitud.

Lo que estoy diciendo, fíjate en ello, es que no es necesario que pienses como la multitud. Piensa por ti mismo. Puedes hacerlo ahora. Mientras sigas luchando no serás libre. Deja de luchar contra la multitud porque no tiene ningún sentido.

El problema no es la multitud, el problema eres tú. La multitud no está tirando de ti sino que tú te sientes atraído, y no por otras personas sino por tu condicionamiento inconsciente. Recuerda que no debes echar la culpa a otro lugar u otra persona porque, si no, nunca te liberarás. En el fondo el responsable eres tú. ¿Por qué tenemos que estar en contra de la multitud? ¡Pobre multitud! ¿Por qué hay que estar en contra de ella? ¿Por qué tienes esa herida?

La multitud no puede hacer nada a menos que tú colabores. Por tanto, es cuestión de tu colaboración. Puedes dejar de colaborar ahora mismo, sin más. Si haces un esfuerzo no lo conseguirás. Hazlo instantáneamente. Sin pensarlo, espontáneamente; puedes darte cuenta de que al luchar, estarás luchando una batalla perdida. Con cada lucha estás reforzando la multitud.

Esto es lo que le ha sucedido a millones de personas. Alguien quiere huir de las mujeres…, en India lo llevan haciendo desde hace siglos. Entonces cada vez les absorbe más este tema. Quieren librarse del sexo pero su mente se vuelve sexual; sólo piensan en sexo. Ayunan, no duermen; hacen este o aquel pranayama, yoga y mil y una cosas… pero no tiene sentido. Cuanto más luchan contra el sexo más lo refuerzan, más se concentran en él. Se convierte en algo desproporcionadamente importante.

Esto es lo que ha sucedido en los monasterios cristianos Había mucha represión, tenían miedo. Si tienes mucho miedo a la multitud te puede suceder lo mismo. La multitud no puede hacer nada a menos que tú colabores, por tanto, se trata de que estés alerta. ¡No colabores!

He llegado a esta conclusión: que tú eres el responsable de todo lo que te sucede. Nadie te está haciendo nada. Querías que sucediera, por eso ha sucedido. Si alguien se aprovecha de ti es porque tú querías que se aprovechara. Si te meten en la cárcel es porque tú querías que lo hicieran. Debes haberlo buscado de algún modo. Tal vez lo llamabas seguridad. Los nombres pueden cambiar, las etiquetas pueden cambiar, pero estabas deseando que te encarcelaran, porque en una cárcel estás a salvo y no te sientes inseguro.

No te pegues con las paredes de la prisión. Mira en tu interior. Busca ese deseo de seguridad y cómo te puede manipular la multitud. Debes querer algo de la multitud: reconocimiento, honor, respeto, respetabilidad. Si se lo pides tendrás que pagar. Entonces, la multitud dice: «De acuerdo, te respetaremos, pero danos a cambio tu libertad.» Es un intercambio muy sencillo. Pero la multitud nunca te ha hecho nada, básicamente, eres tú. ¡No te interpongas en tu propio camino!

Oración…

Señor Dios, dueño del tiempo y de la eternidad, tuyo es el hoy el mañana, el pasado y el futuro. Al terminar este día quiero darte gracias por todo aquello que recibí de Ti. Gracias por la vida y el amor, por las flores, el aire, el sol, el mar, por la alegría y el dolor, por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser. Te ofrezco cuanto hice en este día, el trabajo que pude realizar y las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir.

Te presento a las personas que a lo largo de mi vida he amado, las amistades nuevas y los antiguos amores, los más cercanos a mí y los que están más lejos, los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar, con los que compartí la vida, el trabajo el dolor y la alegría.

Mañana inicia un nuevo día y sólo Tú sabes si llegaré a vivirlos. Por eso Señor, hoy quiero pedirte perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado. Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal hecho, y perdón por vivir sin entusiasmo. También por la oración que poco a poco fui aplazando y que hasta ahora vengo a presentarte. Por todos mis olvidos, descuidos, y silencios, nuevamente te pido perdón Señor.

Quiero vivir cada día de vida que me falte, con optimismo y bondad, llevando a todas partes un corazón lleno de comprensión y paz. Te pido para mí y los míos, la paz y la alegría, la fuerza y la prudencia, la claridad y la sabiduría. Cierra mis oídos a toda falsedad y mis labios a palabras mentirosas, egoístas, mordaces o hirientes. Abre en cambio mi ser a todo lo que es bueno, que mi espíritu se llene sólo de bendiciones y las derrame a mi paso.

Cólmame de bondad y de alegría para que cuantos conviven conmigo o se acerquen a mí, encuentren en mi vida un poquito de Ti. Dame un día feliz y enséñame a repartir felicidad.

Libérate del residuo amargo de todo el dolor y del rencor , haz una buena limpieza en los cristales de la ventana del corazón, te garantizo que verás mejor la vida…

Deja la luz inundar todo , borrar las marcas de las decepciones, las tristezas del fracaso, el vicio de sufrir por sufrir, y por encima de todo, permite que el sol derrita el hielo de la soledad…

Enamórate de una sonrisa y sonríe también… ilumina las ventanas de los ojos … atrae los colibríes, mariposas, luciérnagas, ama a la persona que el espejo refleja todas las mañanas…

Abre todas las ventanas de los antojos y derrocha sueños , nadie sueña vanamente … y tampoco es verdad que los sueños huyen … las personas desisten… y ellos mueren…

Afirma tus antojos sobre bases sólidas y construye día a día… escalones para que puedas llegar hasta tu meta … ¡¡¡después aplaudirás porque tú lo conseguiste!!!

“ ¡EN ESO RESIDE EL PLACER!…”

No permitas que ninguna sombra borre el sol, que ninguna pared aprisione el viento, y calle el sonido de la vida… Jamás te transformes en huérfano de luz…

Diseña un horizonte mas allá de tu ventana , exagera en los colores y entrelaza alegrías entre hojas. Haz florecer todos los campos que tu vista alcanza, después ve mas allá…

Expone en la ventana toda la alegría de vivir … muestra al mundo un rostro luminoso, una faz sin arrugas de preocupaciones, lista para ser acariciada, admirada y besada…

Amplía la esencia de la ternura , siembra la brisa, un gesto , una frase dulce o un suspiro. Seguramente algún alma conmovida escuchará y devolverá el eco de tu voz…

Desvía tu mirada de las cosas tristes e infelices , transforma en oasis toda la aridez que aparece, a través de tu ventana …

Esparce el polvo dorado de tus sueños mas allá de la ventana, planta flores, Permite que las semillas de la felicidad se esparzan y contaminen toda la tierra…

Rehace tus creencias , redimí equivocos, culpas, regenera errores y fallos , distribuye el perdón.

Valora siempre lo mejor de cada persona , y principalmente lo mejor que hay en ti…

Abre la ventana de la vida y que se llene de cada cosa, aunque te parezca pequeña.

Vive la forma adulta de ser niño… Abre la ventana y no mires pasar la vida a través de ella… ¡¡¡VIVELA!!!

Libertad, Riqueza, Fe…

Libertad

Imagine un pájaro volando libre por el cielo, sin problemas u obstáculos. Esta es una de las imágenes que viene a la mente cuando se habla sobre la libertad. Pero, cuando vamos a actuar, la imagen no acuerda con la realidad. Si uno quiere experimentar en el fondo de su ser la verdadera libertad, tiene que aprender a desapegarse de las situaciones externas y disfrutar la libertad interna que todos tenemos.

Riqueza

Por cuánto venderías tus ojos? O tus manos? O tu capacidad de comunicarte con lo seres que amas? Cuánto valen tus conocimientos? Tus habilidades? Tus experiencias positivas? Los recuerdos felices compartidos con quienes amas y te aman? Ves? Eres más rico de lo que tú creías!

La Fe

Aquellos que tienen fe, tienen la autoridad de realizar todos sus sueños. La fe, sin embargo, solo tiene valor cuando no es ciega. ¿Cuál es la diferencia? La fe ciega es la fe en algo que no se ha experimentado y no se entiende. Si lo experimenté y no lo entiendo, debiera hacer el esfuerzo para comprender la experiencia. Y si solo lo entiendo, pero no lo experimento, no me inspira en mi proceso de transformación. La fe real es aquella cuando yo entiendo lo que siento. Sé exactamente quien es aquel, o aquello, en quien tengo fe y experimento una importante relación con eso.

•”El que cree de verdad, predica sin predicar.”

•”Amo todas las religiones pero estoy enamorada de la mía”

•”Sé bien y lo saben mis hermanas que lo que realizamos
es menos que una gota en el océno
Pero si la gota le faltase, el océano carecería de algo”

•”La santidad no es un lujo de unos pocos.
Es un deber de todos. Mío y vuestro”.

•”Tengo la convicción de que los políticos pasan poco tiempo de rodillas.
Estoy convencida de que desempeñarían mucho mejor su tarea si lo hiciesen”.

•”La oración genera fe, genera amor, y el amor genera servicio a los pobres”.

•”Orar no es pedir. Orar es ponerse en manos de Dios, a su disposición,
escuchar su voz en lo profundo de nuestros corazones”.

•” El amor comienza por el hogar. Si la familia vive en el amor,
sus miembros esparcen amor en su entorno”.

•” Hoy todo el mundo da la impresión de andar acelerado.
Nadie parece tener tiempo para los demás:
los hijos para los padres, los padres para sus hijos,
los esposos el uno para el otro.
La paz mundial empieza a quebrarse en el interior de los propios hogares”.